3 normas para evitar el trauma por suspensión después de la detención de una caída

Blogs

El trauma por suspensión del arnés es un riesgo que corre cualquiera que utiliza un sistema de detención de caídas, pero muy a menudo tanto los usuarios como los dueños del sistema lo subestiman. Este post explica qué es el trauma por suspensión y cómo tres normas sencillas pueden reducir el riesgo de que los usuarios lo sufran después de la detención de una caída.

Para ilustrarlo, contemplaremos todas las operaciones pertinentes que un usuario debería realizar en caso de caída, utilizando la siguiente situación hipotética:

Situación hipotética:

Imagine dos limpiacristales que hoy tienen que sustituir las ventanas del tercer piso de un edificio de oficinas desde fuera. Tienen que trabajar de pie en una cornisa pequeña que no cuenta con protección.

Se ha instalado una línea de vida en posición bajo techo, como se ve en la imagen de la derecha.

Los limpiacristales poseen la formación necesaria para utilizar el sistema de detención de caídas y cuentan con el Equipo de Protección Individual (EPI) necesario: un arnés de seguridad, un dispositivo de detención de caídas con absorción de energía integrada y algunos mosquetones.

Realizan una comprobación de todo el EPI, tal como dicen las instrucciones de los manuales del equipo, antes de utilizarlo.

Se ponen sendos cascos y arneses y los ajustan bien. Comprueban el arnés del otro y se anclan a la línea de vida en posición bajo techo antes de salir de la zona segura.

Si cree que los dos limpiacristales ya están preparados para utilizar el sistema de detención de caídas, ¡se equivoca!

[us_testimonial style=”1″ author=”” company=””]Saber cómo manejar un coche no es suficiente para sobrevivir al tráfico. De la misma forma, saber cómo usar un sistema de detención de caídas no es suficiente para sobrevivir a una caída.[/us_testimonial]

Sí, están usando el sistema correctamente. Sí, el sistema debería detener su caída antes de que llegaran al suelo. ¿Pero después qué?

A veces, el énfasis que se pone en evitar o detener caídas nos lleva a la errónea impresión de que el peligro se acaba una vez que se detiene la caída. Nada más lejos de la realidad.

¿Qué pasa cuando se detiene una caída?

Pongamos que, en algún momento, cuando están sustituyendo las ventanas, uno de los limpiacristales tropieza o da un traspié y se cae fuera de la cornisa. El sistema de detención de caídas se activa, detiene la caída y el impacto en el cuerpo del limpiacristales se limita gracias al dispositivo de detención de caídas.

¿Pero después qué? Ahora está colgando del arnés a varios metros del suelo y probablemente no podrá evitar entrar en pánico. Acaba de sufrir un impacto enorme y puede que un choque le haya dejado inconsciente.

Trauma por suspensión

Quedarse colgado del arnés es mejor que caer tres pisos y chocar contra el suelo, pero no se equivoque: el limpiacristales está lejos de estar a salvo. Las perneras del arnés afectan a la circulación de la sangre puesto que comprimen las venas de las ingles. Esto impide que la sangre regrese al cerebro y a los órganos vitales del tronco. Este subestimado peligro se llama «Trauma por suspensión».

Este trauma puede notarse en cuestión de minutos: el limpiacristales puede marearse y/o tener náuseas, puede empezar a sentir un hormigueo en los muslos o sentir que se le adormecen o que está a punto de desmayarse o puede que vea borroso. El trauma por suspensión puede provocar inconsciencia e incluso la muerte a causa de la privación de oxígeno en el cerebro y en otros órganos vitales, si no lo rescatan a tiempo

Cintas de reposo

Los arneses pueden estar equipados con cintas de reposo: una correa extra (o dos) que se coloca en el arnés, cerca de la cadera del usuario. El usuario despliega esta cinta cuando está colgando del arnés y coloca sus pies sobre ella. Esto le permite estirar las piernas de forma que la circulación sanguínea no esté obstruida.

Todo énfasis en la importancia del uso de la cinta de reposo para evitar el trauma por suspensión es poco. Es, sin duda, la forma más sencilla de evitar lesiones permanentes o prolongadas cuando se trabaja con un sistema de detención de caídas. El uso de una cinta de reposo mejora drásticamente las condiciones en las que se encuentra un usuario suspendido de un arnés y, por lo tanto, incrementa las posibilidades de rescatarlo antes de que se quede inconsciente.

Cómo unas buenas instrucciones pueden salvar vidas

Veamos lo que pasaría si el limpiacristales estuviera bien preparado para una potencial caída:

  • El EPI ha hecho lo que debía, puesto que el limpiacristales se ha asegurado de inspeccionarlo antes de usarlo. El casco ha evitado que se quede inconsciente a causa de un choque. Así que ahí está: en shock, pero vivo y consciente.
  • El limpiacristales es consciente del peligro: El trauma por suspensión. Sabe exactamente lo que tiene que hacer. Despliega la cinta de reposo para aliviar la presión de las ingles. Así la sangre sigue circulando y evita el trauma por suspensión.
  • • Siguiendo las instrucciones que se le han dado, sigue estando en el campo visual de su compañero que ha presenciado la caída y sabe perfectamente a quién tiene que llamar para que les ayude. Se ha avisado rápidamente al responsable de emergencias de guardia en ese momento. Si no hay un responsable de emergencias con la formación necesaria en el lugar donde se está trabajando, se debería avisar al servicio de bomberos llamando al número local de emergencias.

En esta situación hipotética, es muy probable que se rescate al limpiacristales antes de que sufra lesiones graves causadas por el trauma por suspensión.

Plan de rescate

Si usted es el responsable de la seguridad de personas que están trabajando con un sistema de detención de caídas, es su obligación asegurarse de que están utilizándolo correctamente. Dar instrucciones de cómo prevenir el trauma por suspensión también forma parte de sus obligaciones.

Debería tener un plan de rescate preparado que determine cómo se debe rescatar a los trabajadores en caso de que estén colgando del arnés. El contenido del plan de rescate no se contempla en este post. Sin embargo, las instrucciones dadas se pueden utilizar en cualquier situación en la que se utilice un sistema de detención de caídas para proteger a los trabajadores.

XSPlatforms ha establecido tres normas sencillas, que se pueden explicar a los trabajadores que utilicen sistemas de detención de caídas, que ayudan a evitar que los usuarios sufran el trauma por suspensión cuando se detiene una caída. Para que esto sea lo más fácil posible, hemos diseñado un póster que las explica.

El póster es gratuito y está disponible para que lo utilice. Cuélguelo en un lugar donde los trabajadores lo vean bien, por ejemplo, cerca de la entrada al tejado o donde guarde el EPI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú